Jueves
14/12/2017
Más de 12 toneladas de centolla incautó Sernapesca en la región de Aysén
Las acciones de inspección se han basado en el Proyecto Regional de Fiscalización Pesquera, el que trabaja en base a conductas de riesgo de los agentes pesqueros (Mundo Acuícola).
27/11/2017


1631 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Más de 12 toneladas de centolla incautó Sernapesca en la región de Aysén

Un total de 12 toneladas del recurso centolla y cinco citaciones a los tribunales respectivos, han sido el resultado de una serie de fiscalizaciones realizadas por el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) de Aysén durante las últimas semanas, todo en el marco del control de la pesca ilegal que realiza este organismo público junto a la autoridad marítima regional.

Durante este último semestre se ha observado un incremento importante en la actividad pesqueras extractiva sobre los recursos centolla y jaibas, situación que ha estado estimulada por el alto valor comercial que alcanzan estos recursos en los mercados internacionales y nacionales.

Producto de este contexto, Sernapesca durante el presente año ha direccionado parte importante de las acciones de vigilancia y control hacia estas pesquerías, procurando resguardar que las actividades extractivas se desarrollen en la región por quienes están autorizados y cumpliendo con las normas que aseguran la sustentabilidad.

Es así que mediante el monitoreo permanente de la información disponible y de la identificación de áreas de operación y zonas de extracción en el extenso litoral de Aysén, se han desarrollado distintas actividades coordinadas entre el Sernapesca y la autoridad marítima de Chacabuco y Melinka, las que arrojaron como primer resultado la detección de dos embarcaciones en la bahía de Puerto Chacabuco, que portaban centolla en sus bodegas, sin contar con los documentos necesarios para acreditar el origen legal del recurso.

Posteriormente fueron detectadas dos embarcaciones con centolla, las cuales pese a estar inscritas como lanchas transportadoras, no disponían de los respectivos formularios de desembarque que les permitieran acreditar la adquisición de estos recursos a pescadores legales de Aysén.

De la misma forma, Sernapesca detectó una tercera embarcación, la que se encontraba operando sin ningún tipo de inscripción ni autorización alguna para realizar la actividad pesquera Aysén con matrícula de la región de Los Lagos.

En total, se cursaron en total cinco citaciones y se incautaron 12.780 kilos de centolla viva, las cuales quedaron en poder del infractor por orden del juez tras el correspondiente pago de garantía, arriesgando multas que podrían alcanzar los $78 millones.

Sobre estos operativos, el director regional de Sernapesca en Aysén, Cristian Hudson, hizo un llamado a los pescadores artesanales y a la comunidad a “cooperar con la sustentabilidad de las pesquerías regionales realizando las actividades extractivas respetando lo establecido en la Ley de Pesca y Acuicultura y a la vez denunciando al servicio en caso de detectar productos sin acreditación de origen legal”.

Finalmente, la autoridad acuícola-pesquera regional indicó que “la situación productiva y comercial que hoy ofrece la centolla y la jaiba es una oportunidad que debe ser aprovechada por los pescadores de Aysén de forma adecuada y responsable, respetando en todo momento las medidas de administración que aseguran la sustentabilidad de éstas en el largo plazo”, sentenció Hudson.



NOTICIAS RELACIONADAS