Oceana rechaza acusaciones de Asipes: “La pesca industrial está desinformando, el congelamiento de la huella de arrastre no afecta la actividad económica pesquera”

A través de un comunicado de prensa, la organización de conservación marina Oceana, respondió a los cuestionamientos realizados por la Asociación de Industriales Pesqueros, Asipes, donde afirmaron que el congelamiento de la huella de arrastre decretado por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, Subpesca, no sería eficaz (Mundo Acuícola).

“Las declaraciones de Asipes carecen de fundamentos. La medida adoptada por Subpesca se ajusta a todos los estatutos legales y está basada en estudios científicos de altos estándares”, manifestó Liesbeth van der Meer, directora ejecutiva de Oceana Chile, quien agregó que “el congelamiento de la huella implica solamente que los buques arrastreros limiten sus faenas a las áreas donde operan hace 16 años, y solo impide que se expandan y arrasen con áreas nuevas”.

Recordemos que, en diciembre pasado, Subpesca y Oceana hicieron pública la medida. En la ocasión, la ONG evidenció que cada año la pesca de arrastre se expandía hacia nuevas zonas, aumentando en 554 km², equivalentes al tamaño de las comunas de Pirque y Puente Alto.

Lea la nota con la crítica de la Asipes sobre el congelamiento de la huella de arrastre decretado por la Subpesca.

Con los datos sobre la mesa, se decidió actuar, comenta van der Meer, “propusimos congelar la huella de arrastre y Subpesca analizó los datos de las rutas históricas utilizadas por los arrastreros en los últimos 16 años, determinando de esa forma el área en la que podrían seguir operando”.

Por lo mismo, Oceana insiste en que las acusaciones de Asipes no tienen asidero. “Esta medida se respalda en estudios realizados por Subpesca y se sociabilizó entre los diversos actores durante los últimos cuatro años, sin embargo, la pesca de arrastre de fondo quiere seguir expandiéndose y arrasar con ecosistemas nuevo y prístinos,  porque la medida como tal no afecta los puestos de trabajo ni su actividad económica”, explican desde la ONG, puntualizando que “el propósito es avanzar en la protección de zonas vulnerables, sin afectar la actual actividad pesquera ni los puestos de trabajo”.

Es importante recordar que en 2015 se dio un primer gran paso para terminar con la pesca de arrastre de fondo, al prohibir su práctica en los 117 montes submarinos existentes en aguas chilenas, los cuales albergan ecosistemas únicos y donde es posible encontrar corales y esponjas de aguas frías y profundas, además de especies tan importantes como atunes y tiburones.

Ahora, con la nueva medida decretada por Subpesca, Oceana Chile afirma que se asegurará la captura sustentable de los recursos pesqueros, e incentiva métodos de pesca selectivos.

Comentarios

Comentarios

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password