Los nuevos programas de apoyo al cultivo de algas para pescadores artesanales y acuicultores de pequeña escala

  • Los nuevos programas de apoyo  al cultivo de algas para pescadores artesanales y acuicultores  de pequeña escala
  • Los nuevos programas de apoyo  al cultivo de algas para pescadores artesanales y acuicultores  de pequeña escala

El registro estará abierto de manera permanente, pudiendo inscribirse personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, que cumplan con los requisitos establecidos por la normativa.

a diversificación acuícola se proyecta como una alternativa frente a los problemas de escases de recursos que enfrentan los pescadores artesanales, recolectores de orilla y acuicultores de pequeña escala. Es por ello que con una Inversión pública de más de $1.200 millones, el Gobierno de Chile, a través de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), este año, lanzó el programa nacional de bonificación al repoblamiento y cultivo de algas, iniciativa que busca aumentar la disponibilidad de algas en cultivo y recuperar la cobertura de los bancos naturales del territorio nacional, aumentando de manera sustentable la producción nacional y las exportaciones del recurso.
De hecho, la Subpesca financió proyectos de adquisición de semillas y plántulas, además de infraestructura para cultivo o repoblamiento para zonas de cultivo, repoblamiento y cultivo experimental en concesiones y Áreas de Manejo de Recursos Bentónicos (Amerb).

Para acceder a estos recursos, postularon tanto los pescadores artesanales, sus organizaciones, personas naturales y micro empresas, ya sean titulares de (Amerb) que cuenten con plan de repoblamiento o cultivo de algas; titulares de concesiones de acuicultura de algas o con derecho a explotarla y organizaciones de pesca artesanal, que participen en un plan de manejo de recursos bentónicos.

Al respecto, el encargado nacional de la Implementación de la Ley de Algas, Ricardo Radebach, destacó los principales programas en apoyo de estas iniciativas de cultivo. “El programa principal corresponde al Programa de Bonificación de Algas, implementado en el marco de la Ley 20.925 o Ley de Bonificación de Algas. Este programa tiene una asignación de $1.200 millones de pesos, para los próximos 10 años, y está enfocado en organizaciones de pescadores artesanales y en micro y pequeños acuicultores”, explicó Radebach.

“En paralelo, la Subpesca implementó un segundo programa, que viene a apoyar a las organizaciones que se encuentran en una fase inicial, en el ámbito del repoblamiento o cultivo de algas. Este programa se denomina ‘Programa de Asesoría Técnica para el Repoblamiento y Cultivo de Macroalgas en Amerb, 2017’, y viene a apoyar a organizaciones de pescadores artesanales que necesitan poner al día trámites que les permitan, en el mediano plazo, acceder a la Ley de Bonificación de Algas. Este programa tiene un presupuesto, para el año 2017, de $80 millones de pesos”, añadió.

“Finalmente – destacó Radebach–, la Subpesca se encuentra trabajando en dos programas más que apoyarán la bonificación. El primero se enfocará en la implementación de dos hatchery para la obtención de plántulas de algas, uno ubicado en la zona norte y otro en la zona sur de nuestro país. Para este caso se han destinado $134 millones de pesos. El segundo se enfoca en el desarrollo de una línea de extensionismo, por medio de apoyo técnico a organizaciones de pescadores artesanales que, cumpliendo con todos los requisitos para acceder a la bonificación de algas, requieren de apoyo técnico para la implementación de acciones; en este programa se destinarán $225 millones de pesos”.

Consultado sobre cómo se evalúa la alternativa del cultivo de algas, en cuanto a la reconversión y diversificación para el sector artesanal, el profesional de la Subpesca manifestó que la iniciativa, “plantea el desarrollo del repoblamiento y cultivo de algas como una actividad complementaria a la actualmente desarrollada por las organizaciones de pescadores artesanales. La simplificación de los trámites, para acceder al desarrollo de la Acuicultura en Áreas de Manejo, genera un escenario positivo para el desarrollo de las algas, entendiendo que es una actividad que requiere menos manejo que la acuicultura de moluscos. En ese sentido, la acuicultura de algas es vista como una punta de lanza para el desarrollo futuro de la Acuicultura de Pequeña Escala (APE)”.

Respecto de las acciones de repoblamiento, Ricardo Radebach, añadió que las organizaciones de pescadores artesanales, a lo largo de Chile, ya las han desarrollado, pero no a las tasas que le interesarían a la autoridad pesquera. “Es por ello que la Ley de Bonificación de Algas viene a generar los incentivos necesarios para dar el impulso necesario para que más organizaciones de pescadores a lo largo de Chile puedan desarrollar dichas acciones”.

“Dado que es el primer año de implementación de la Ley, los resultados han sido más bien lentos. Se observa que las organizaciones de pescadores artesanales están más bien expectantes, esperando los resultados de este proceso de evaluación. En lo concreto, se presentaron 154 postulaciones, de las cuales solo una fue rechazada, por problemas de deudas pendientes con concursos anteriores del Fondo de Administración Pesquero, lo que indica que las factibilidades de acceder a la bonificación fueron altas”, aseveró Radebach.

Extencionismo y asesoría técnica para 2018
Además, sobre el desempeño en las zonas norte, centro y sur, durante el presente año, los gruesos de las postulaciones se centraron en la Región de Los Lagos, ello explicado principalmente por ser la región que concentra la mayor proporción de concesiones de cultivo de algas a nivel nacional. A pesar de lo anterior se recepcionaron postulaciones de organizaciones de pescadores de las regiones de Atacama, de Coquimbo y del Biobío, las que serán financiadas para el presente concurso.

“Durante el presente solo se ejecutará un segundo llamado para el programa de Asesoría Técnica. Para el 2018 se trabajará en la implementación de un nuevo programa de Bonificación de Algas, así como se potenciará la línea de extensionismo o asesoría técnica, se seguirá trabajando en la línea de hatchery, además de estructurar un concurso para los cultivos experimentales”, agregó el profesional.

Finalmente, Ricardo Radebach sostuvo que se trabajará en el desarrollo de una línea de comercialización y valor agregado, por medio de estudios paralelos a la implementación de la Ley de Bonificación de Algas.

Comentarios

Comentarios

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password