La sentencia acogió parcialmente las reclamaciones presentadas por comunidades indígenas y habitantes de ese sector de Villarrica.