La actividad abarca la mantención e inspección técnica de 55 señales (Faros), distribuidos en todo el Archipiélago de Chiloé.