Se trata de dispositivos desarrollados por la compañía que, a través de sistemas de absorción, neutralización y oxidación de los gases, permiten disminuir de manera significativa los niveles de olor generados en el proceso de producción de harina y aceite de pescado.