El acceso permanente a internet, junto con mejorar la calidad de vida en las caletas, potenciará el trabajo de las mujeres pescadoras y contribuirá a su desarrollo.