Según la compañía, está cumpliendo así con uno de los estándares más altos de “Buenas prácticas acuícolas” en la industria.