La actividad de la industria salmonera, así como la de muchas otras, no esta exenta de impactos en su entorno.