Los aportes permitirán cubrir gastos vinculados con las actividades productivas que llevan las organizaciones de pescadores y pescadoras: combustibles, electricidad, agua, gas, pago de patentes y materiales para reparaciones, entre otros.