Se trata de uno de los indicadores más reconocidos entre los inversionistas