La investigación también demostró los niveles de hierro se redujeron a partir del segundo día posterior a la infección.