Las macroalgas marinas, un recurso natural que generalmente se encuentra varado en las playas, y que termina en los vertederos o en las costas sin un uso racional y sustentable, es foco de estudio de un grupo de especialistas de la región de Coquimbo, quienes proyectan el uso de este insumo como ingrediente en alimento para gallinas ponedoras, otorgándoles un valor agregado, y contribuyendo así al desarrollo económico y productivo local.