Para el gerente general de Sonapesca, Héctor Bacigalupo, “estas cifras podrían responder a que el sector pesquero aún está sujeto a los impactos indirectos de la pandemia y los cambios de las demandas de los consumidores, el acceso a los mercados y problemas logísticos”.