Sin mayores argumentos, diputado de extrema derecha acusó a las ONGs locales de estar financiadas por Noruega con el objetivo de destruir la acuicultura chilena.