Las ovas se cultivarán durante todo su ciclo de vida en las condiciones únicas de la zona altoandina.