La comprensión de la conectividad larval entre áreas de manejo, así como entre éstas y otras zonas de interés, es importante por su potencial contribución a la toma de decisiones relacionadas con la sustentabilidad de las pesquerías bentónicas.