Indicación sustitutiva para generar la posibilidad de que los industriales puedan seguir operando bajo ciertas restricciones, denominado técnicamente como “huella de arrastre”.