Así se destaca en el reporte “Impactos de Actividades Industriales en Áreas Marinas Protegidas de la Patagonia Chilena”, publicado recientemente por la ONG ambiental.