Resultados muestran evidencia que la acidificación del océano puede tener consecuencias negativas para esta alga.