Esta vez, la donación consistió en 90 canastas familiares, que irán en ayuda de cerca de 350 personas de distintos sectores de Punta Arenas.