La iniciativa que ya se encamina a su fase final de implementación– cuenta con financiamiento del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) y busca potenciar el desarrollo productivo local y sustentable de las caletas rurales rezagadas de la región de Atacama.