Llega a Chile innovadora solución para el tratamiento del cáligus

Al no utilizar productos químicos, esta tecnología mecánica desarrollada en Noruega es más respetuosa con el medioambiente y amigable con los peces. Además, el servicio que ofrece la compañía en el país puede ser hasta un 50% más económico que otros tratamientos.

Una agresiva apuesta es la que ofrece la empresa noruega SMIR para la industria del salmón en Chile. La compañía aterrizó en el país con su solución Hydrolicer, un sistema mecánico para el control del cáligus, un parásito que le genera millonarias pérdidas a las salmonicultoras. 

Se estima que la industria del salmón en Chile destina unos US$ 300 millones al año en el tratamiento del cáligus y de otras plagas. Además de la merma económica, las empresas utilizan principalmente tratamientos químicos para combatir esta enfermedad, lo que genera impactos negativos en el medioambiente. Y no solo eso. Este sistema de control también produce mayor estrés en los peces. 

De esta manera, y con la finalidad de desarrollar una alternativa eficiente y sustentable para el control del cáligus o piojo de mar (un microcrustáceo parásito que afecta tanto a los salmones en cultivo en el hemisferio norte, como a los salmones cultivados en el sur de Chile), SMIR creó una nueva tecnología, desarrollada en conjunto con las principales compañías salmonicultoras de Noruega: se trata de Hydrolicer, un sistema mecánico que no utiliza productos químicos y que está disponible en Chile. 

Esta tecnología opera en forma mecánica, mediante una cámara de succión que ayuda a que se desprenda el cáligus. Posteriormente, utiliza agua de mar a baja presión para removerlos. El proceso de limpieza del pez se realiza en solo 30 segundos, lo que minimiza el estrés y, por lo tanto, reduce las posibilidades de mortandad. 

Rendimiento garantizado

Las principales credenciales con que la compañía SMIR llegó a Chile son los rendimientos exhibidos en el hemisferio norte, donde esta tecnología está siendo utilizada en más de 130 operaciones por las mayores empresas del rubro. 

Según explica Ricardo Moraleda, gerente de SMIR Chile, “Hydrolicer es una tecnología eficiente y de bajo costo operacional, ya que permite obtener ahorros anuales significativos en comparación con otros tratamientos para el control del cáligus, y un rendimiento en la limpieza de peces mínimo promedio del 90%”.

El ejecutivo revela, por ejemplo, que la Organización de Productores de Salmón de Escocia (SSPO) ha informado que el monto anual utilizado por la industria del salmón escocés en tratamientos medicinales contra los piojos de mar ha disminuido en un 47%. Asimismo, que los niveles promedio de piojos en los centros de cultivo durante el 2018 fueron los más bajos de los últimos seis años. “Tecnologías como el Hydrolicer han contribuido en la obtención de peces más limpios, provocando una caída considerable en el uso de medicamentos y en el estrés”, comenta Moraleda. 

SMIR confía en que este sistema mecánico para el tratamiento del cáligus tendrá éxito en Chile, no sólo por los buenos resultados obtenidos en el hemisferio norte, sino porque la tecnología está alineada con la tendencia de los mercados internacionales, que están valorando procesos cada vez más amigables con el medioambiente y carne de salmón sin trazabilidad de tratamientos químicos.

El modelo de negocio de SMIR en Chile es mediante la venta directa de la tecnología a empresas salmoneras, con asistencia técnica inicial para garantizar rendimientos y operación óptima del equipo, y a través de inversionistas que quieran participar en la prestación del servicio de tratamiento de cáligus en contratos de largo plazo.  

ACERCA DE SMIR

SMIR es una compañía noruega que se creó en el año 2015, con la finalidad de desarrollar una solución innovadora para el tratamiento de piojos de mar y cáligus, que fuese amigable con el medioambiente y respetuosa con los peces. Gracias a un trabajo colaborativo con la principal empresa productora de salmón de ese país (Marine Harvest, hoy Mowi), desarrolló Hydrolicer, un sistema mecánico que no utiliza productos químicos. 

Hydrolicer también reduce el estrés, ya que trabaja con poca presión y no tiene piezas móviles que puedan dañar a los peces, Este sistema además usa agua de mar a temperatura ambiente, filtrando todos los parásitos y huevos del agua, dejándolos en bins. La compañía garantiza un rendimiento en la limpieza de peces mínimo promedio del 90%. 

Más información en SMIR y en https://www.youtube.com/watch?v=U4iENUnU8f8

Comentarios

Comentarios

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password