Sernapesca cursó 176 citaciones a tribunales por infringir Ley de Pesca

Las pesquerías pelágicas de sardina común, anchoveta, y jurel, son las que concentran el mayor número de fiscalizaciones y denuncias presentadas afectan tanto a industrias pesqueras como a armadores artesanales. Desde el organismo fiscalizador destacaron estrategias de tolerancia cero a la pesca ilegal. (Mundo Acuícola).

Sernapesca detectó que en los desembarques industriales de jurel se estaba declarando un alto porcentaje de fauna acompañante, específicamente del recurso “caballa” un pescado muy parecido al jurel. Al revisar la información de las bitácoras electrónicas de los Pesqueros de Alta Mar, evidenciaron que no había coincidencia con los documentos de las certificaciones de los desembarques entregados por la empresa Intertek.

“Hemos tomado acciones legales por no entrega de informaciones o comunicaciones en conformidad a lo establecido en el artículo 63 de la Ley General de Pesca. Lo anterior, en contra de los armadores industriales: Alimar, Blumar, Camanchaca Pesca Sur, Foodcorp, Orizon, Landes y Pesquera Centro Sur. La infracción se basa en que en bitácora se informó la captura de 100% jurel y luego en desembarques certificados por Intertek se declara un porcentaje de captura de caballa”, explicó el subdirector nacional (s) de Pesquerías de Sernapesca, Daniel Molina.

“La caballa es un pez que no tiene medida administrativa y, por tanto, no está sujeto a cuota de extracción. Su excesiva declaración provoca que se prolongue artificialmente la cuota del jurel”, explicó Molina.

El jurel, en tanto, es un pez pelágico que hace muy poco salió de su condición de sobreexplotado para pasar a la categoría de plena explotación. No tiene establecida ninguna veda, pero está protegido mediante la restricción de acceso a nuevos operadores; una cuota global de captura de límite máximo por armador y una talla mínima de extracción de 26 centímetros.

La Subsecretaría de Pesca y Acuicultura estableció para este año 257 mil toneladas de captura de jurel para el sector industrial en la macro zona desde las regiones de Valparaíso a La Araucanía. El desembarque hasta ahora registra 216 mil toneladas, por lo que el saldo para el periodo restante es de un 16%.

Fiscalización flota artesanal

La principal pesquería del sector artesanal en Biobío es la sardina común y anchoveta, recursos que se destinan principalmente a la elaboración de harina de pescado que se realiza en plantas pesqueras.

El organismo fiscalizador indicó que el balance de la primera temporada arroja 6 mil 353 desembarques con 395 naves artesanales en operación. Los desembarques principales se registraron en las caletas Lo Rojas de Coronel, Talcahuano, San Vicente y Lota Bajo.

La cuota de extracción para la flota artesanal pelágica de la región del Biobío en esta primera temporada fue fijada en 236 mil 937 toneladas para las especies sardina común y anchoveta,

El total capturado en Biobío fue de 224 mil 692 toneladas, es decir un consumo de 94,5% de la cuota asignada. Las 13 mil 118 toneladas de pesca disponibles aún se pasarán a la segunda temporada para aquellas organizaciones artesanales que hayan quedado con saldo positivo.

Sernapesca realizó toda la fiscalización de la temporada sardina y anchoveta del primer semestre, y además la certificación correspondiente a la flota menor de 12 metros de eslora, como estipula la normativa. Esto permitió verificar el 100% de los desembarques y evitar así el subreporte por declaraciones de otras especies.

Desembarques fantasmas

No obstante, se descubrieron otras situaciones irregulares. “En este primer semestre detectamos que aumentó considerablemente la declaración de desembarque de jibia en ciertas caletas. Chequeamos los zarpes y recaladas con la Armada y los administradores de esos muelles, y resulta que muchos desembarques nunca existieron. Instalamos fiscalizadores 24/7 en los puntos donde teníamos sospechas, y chequeamos el stock de harina en plantas donde supuestamente se abastecían de esa jibia fantasma. Fue así como llegamos a detectar el blanqueo de cierta cantidad de producción de harina que se había realizado con sardina y anchoveta ilegal. Producto de esa investigación se cursaron 101 citaciones a tribunales a armadores artesanales del Biobío y a dos comercializadoras por entrega no fidedigna de estadística”, informó Alicia Gallardo, directora nacional (s) de Sernapesca.

Los infractores parecen no tener conciencia del daño que produce la pesca ilegal a las pesquerías. “Las medidas administrativas que adopta la autoridad, tales como cuotas, vedas, tallas mínimas de extracción, son para velar por la conservación de las especies y la sustentabilidad de la actividad pesquera. Sernapesca año tras año detecta una serie de artimañas que los agentes del sector realizan para vulnerar la ley”, sostuvo Gallardo.

Medidas para el combate a la pesca ilegal

Sernapesca implementó desde la semana pasada, un plan especial de fiscalización de la pesquería de la jibia, considerando a los agentes extractores, comercializadores y elaboradores.

El organismo fiscalizador estableció que solo el desecho de jibia podrá destinarse a la elaboración de harina o aceite de pescado. Así mismo, los titulares de plantas de harina de pescado del Biobío que se abastezcan de desechos de jibia, deberán informar al Servicio, recepción, origen de abastecimiento y cantidad.

Además, se estableció que los armadores de embarcaciones artesanales y de naves industriales de la región del Biobío autorizados para la extracción de jibia, tendrán la obligación de informar sus recaladas, y éstas deberán realizarse en puertos habilitados. Las declaraciones de desembarque se harán mediante el sistema de trazabilidad previa obtención del comprobante de acreditación de origen legal.

Para la operatividad del plan de fiscalización los agentes deben informar a través del sitio web sernapesca.cl, o la línea de ayuda 800 320 032. Así también, la Dirección Regional ha establecido funcionarios para agilizar los trámites on line, de modo tal de hacer cumplir la resolución.

Proceso sancionatorio a Intertek

En tanto, respecto al caso jurel, Sernapesca informó que se han levantado procesos sancionatorios en contra de la empresa certificadora Intertek. “Son quienes deben dar garantías de que la información entregada sea verídica. Pero ocurre que cuando no hay presencia de fiscalizadores del Sernapesca en los desembarques de jurel, la presencia de caballa aumenta y cuando hay presencia de nuestros inspectores, la caballa disminuye”, sostuvo Daniel Molina, subdirector de Pesquerías (s) de Sernapesca.

Intertek es la empresa certificadora que ganó la licitación en 2013, y desde entonces es la encargada de verificar los desembarques del sector industrial en la macro zona centro sur. Con la última Ley de Pesca, se estableció la licitación a empresas por macrozona para certificar la pesca industrial, no obstante, en la zona sur austral desde 2015 que la empresa Alex Stewart Intercop fue sancionada por incumplimientos y se le terminó el contrato anticipadamente. La labor la debió asumir Sernapesca y se cree que lo mismo podría ocurrir en la macro zona centro sur.

Modernización de Sernapesca

Pese a estos hallazgos que desencadenaron en la presentación de más de 170 citaciones por infracciones a la normativa pesquera, el balance de la temporada de pesca en este primer semestre, es positivo para Sernapesca porque gracias a la incorporación de 38 funcionarios para la certificación de sardina y anchoveta, se pudo dar cumplimiento a todas las metas de fiscalización establecidas, superando con creces las acciones de años anteriores, llevando más de 9 mil acciones en este primer periodo.

Desde Sernapesca manifestaron que esperan que próximamente la comisión mixta apruebe el Proyecto de Ley de Fortalecimiento y Modernización de Sernapesca, que se encuentra en su última etapa legislativa. “Además de ampliar la dotación, la iniciativa legal reformula las sanciones para la pesca ilegal, de modo tal de otorgarnos mayores atribuciones y herramientas para su combate, lo que a la luz de las últimas denuncias se hace imperioso”, sostuvo Gallardo.

Entre los artículos que ya fueron aprobados por ambas cámaras están la asignación funcionaria y el aumento del viático de faena. Además, se crea el registro de comercializadores, se hace pública la información del Posicionador satelital, se incorpora la bitácora electrónica a las lanchas transportadoras, se complementan las cámaras a bordo de las naves con cámaras en los pontones de descarga y se reconoce el uso de medios tecnológicos para la fiscalización.

Comentarios

Comentarios

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password