Industria salmonera prevé recuperación tras medidas contra el Covid-19

Flexibilidad de horarios, modificación de turnos y protocolos de desplazamiento son parte de las decisiones de la industria para prevenir casos de coronavirus, lo que les permite actualmente contar con el 90% de producción activa. El presidente de SalmonChile asegura que terminarán el año con niveles de producción y exportación similares a 2019 (La Tercera).

La industria salmonera logró posicionarse en 2019 como la segundo exportación más importante de Chile -solo detrás de la minería-, con ventas cercanas a los US$4.664 millones, según datos del Banco Central. Por eso en este, el año de la crisis por el coronovarius, las miradas han estado puestas sobre ella. A inicios de 2020, de hecho, la industria local experimentó problemas en sus exportaciones a Rusia y China -el cuarto y quinto mercado, respectivamente-, pero Arturo Clément, presidente de SalmonChile (asociación que reúne a las principales empresas productoras y proveedoras entre las regiones de La Araucanía y Aysén) asegura que han están operando “con bastante normalidad”. La demanda del pescado se ha visto afectada principalmente en los mercados de hoteles y restaurantes, pero se ha mantenido “muy estable” en el retail.

Para poder mantener los números del sector, la industria salmonera ha privilegiado la búsqueda de estrategias para seguir produciendo. Desde SalmonChile explican que las empresas salmonicultoras han desarrollado iniciativas para prevenir los riesgos de contagio y proteger a sus trabajadores, contratistas y proveedores, “poniendo a las personas en el centro de la gestión”, dice Clément.

Desde el inicio de la crisis, las empresas socias al gremio enfrentaron las complejidades logísticas propias de instalar una nueva forma de trabajo, lo que redundó en una disminución de hasta el 50% en la producción. Entre las principales medidas tomadas  está la reducción de turnos, para disminuir al mínimo la densidad de personas por instalación, y respetando las necesarias distancias entre los colaboradores, generando medidas de distanciamiento social en las plantas con separación de turnos de entrada y salida de la jornada laboral, para evitar aglomeraciones. Así, en las plantas de proceso, los equipos no pueden superar las 50 personas por área, permitiendo tener controlados temas de distanciamiento y trazabilidad en caso de contagios.

A su vez, la industria ha realizado acciones orientadas a prevenir cualquier foco de contagio dentro de los espacios de trabajo, aumentando controles de sanitización de medios de transporte, baños, pasillos, comedores e infraestructura en general, agregando controles de salud preventiva con toma de temperatura y otros protocolos para monitorear la salud de los colaboradores.

Las medidas actuales les permite funcionar “aproximadamente al 90% de la capacidad y esperamos seguir creciendo a medida que la situación sanitaria se vaya controlando”, sintetiza Arturo Clément. Y dice que han tenido una respuesta favorable de los colaboradores. “Ellos han cooperado enormemente con las medidas y nuevas formas de trabajo y gracias a su esfuerzo hemos podido seguir funcionando”, asegura el representante de las salmoneras, quien agrega que las medidas han permitido mermar el desempleo en las regiones en donde opera la industria salmonera, lo que ha redundado que estén bajo la media nacional -6,9% en la región de Los Lagos y 9,3% en Los Lagos y Aysén, frente al 12,2% nacional según datos del trimestre móvil abril-junio del INE- y a la vez evitar focos de contagio.

“Nos consolidamos como el principal generador de empleo en la zona y, así como en el primer semestre las exportaciones llevadas a dólares retrocedieron un 12%, las mismas han registrado un crecimiento del 4.7% en términos de cosecha acumulada al mes de mayo”, describe Clément.

Comprometidos con el Sur

Frente a la necesidad de mantener las producciones, al ser una industria esencial, las empresas salmoneras han fortalecido los estándares de inocuidad que requieren procesos de bioseguridad como higiene, uso de elementos de protección personal y otras medidas que evitan la contaminación de los productos.

Como parte de su trabajo de la comunidad, el grupo salmonero lanzó la campaña “Comprometidos con el Sur”, contando con un fondo de casi $2 mil millones para fortalecer los hospitales y centros médicos de las zonas cercanas a las industrias.

Las medidas están vinculadas con el apoyo a las barreras sanitarias instaladas en diversas regiones, de manera de resguardar de mejor medida a las comunidades. Junto a ello, han dispuesto túneles y un arcos sanitarios para personas y vehículos, respectivamente, de manera de hacer más eficiente el proceso de prevención del coronavirus y dispuesto los laboratorios de la industria para realizar exámenes PCR, lo que aumentará, según sus estimaciones, en 5.000 tests adicionales diarios para la zona productora.

Ante la crisis económica que se espera por delante, Arturo Clément sentencia que “toda la industria está trabajando para ser parte de la reactivación del país”, complementando que se ha hecho un esfuerzo importante por mantener el aporte económico en términos de empleo e ingresos. “Las compañías no han hecho despidos durante la crisis, salvo casos puntuales que están vinculados a empleos temporales y que esperamos cambiar durante el segundo semestre con el inicio de la temporada del salmón Coho”, explica.

Además de la reactivación económica, la industria salmonera y el gremio está trabajando en su agenda socioambiental, buscando paliar los problemas derivados de la industria. La agrupación, que reúne a las principales empresas detrás del salmón en el sur, prevé que la industria “se recuperará” durante este segundo semestre, para terminar el año en niveles productivos y de exportaciones similares al anterior.

Optimización tecnológica

Mientras la industria salmonera toma medidas contra el coronavirus, a la par ha ido profundizándose la transformación digital en una industria competitiva. “En un sector tan competitivo como el salmonero, la optimización de costos es clave y la transformación digital se alinea con ese propósito”, dice el director de Claro empresas, Francisco Guzmán. A su juicio, con la integración de soluciones tecnológicas, “se pueden tomar decisiones en línea, gracias a sensores inteligentes, robótica, automatización y el uso de mecanismos basados en inteligencia artificial, cloud, big data, analítica e IoT, entre otros. Estos permiten controlar distintas variables –temperatura, peso y salinidad, por ejemplo–, con el objetivo de evitar enfermedades o pérdidas. Además, de impactar directamente en productividad y eficiencia”. 

La compañía que representa Guzmán presta servicios a algunas empresas salmonera y cuenta que, debido a la emergencia sanitaria, en los últimos meses ha habido un mayor interés por soluciones vinculadas al cuidado de las personas: “Por eso, hoy tenemos habilitadas pruebas de concepto con clientes, principalmente, entre Puerto Montt y Quellón, que incorporan cámaras térmicas y otras soluciones como barreras sanitarias inteligentes, que además de automatizar el procesar la toma de temperatura para el control de acceso, alerta y notifica los datos vía email de manera automática”. Asimismo, añade el ejecutivo, “también soluciones como éstas son las que detectan el uso de uso de mascarillas, leen la cédula de identidad o incluso sanitizan manos y calzados”.

La tecnología en la industria del salmón avanza rápido y Francisco Guzmán apunta a que en Claro empresas “contamos con proyectos que van desde conectividad digital, satelital y microondas (que permiten desplegar un mayor ancho de banda para las empresas ubicadas en lugares remotos y apartados, como los cuales en donde se emplazan pontones y plantas de procesamiento) hasta aquellos basados en IoT para: el control y gestión de almacenamiento del alimento; control de  fluidos en tanques de almacenamiento de combustible; sistemas de monitoreo y seguridad de infraestructuras con cámaras de video de alta definición; sensores para la detección de ingreso de embarcaciones no autorizadas a perímetros de seguridad en torno a pontones, plantas de procesamiento y dependencias de oficinas de las empresas salmoneras”.

Además, finaliza, Guzmán, han implementado soluciones de analítica de imágenes para la detección temprana de eventos que puedan poner en riesgo la continuidad operativa de procesos productivos críticos, acceso a faena y enrolamiento automático de trabajadores.

Comentarios

Comentarios

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password