La iniciativa de exportar nuestra tecnología a países vecinos o al resto del mundo, nos permite entregar un servicio de calidad a la industria a nivel mundial.