Esto como consecuencia del rechazo a los reclamos de ilegalidad que presentaron tres grupos de empresas, que buscaban dejar sin efecto la difusión de antecedentes por centro de cultivo entre los años 2015 y 2019.