Destacan que Reino Unido ofrece una oportunidad única para ingresar al mercado de la acuicultura y satisfacer la creciente demanda nacional y mundial.