RAS: La constante innovación e interés de la industria en los Sistemas de Recirculación en Acuicultura

Actualmente, la fase de agua dulce, en la salmonicultura, tiene cada vez mayor relevancia.  Esto se refleja en el mayor tiempo que pasan los peces en pisciculturas, lo cual redunda en mayores pesos, a la hora de ingresar los salmónidos a la fase de agua mar.  Y es que hoy existe mayor evidencia de los beneficios de que los peces estén más tiempo en agua dulce.  En esta etapa, las pisciculturas de recirculación -también conocidas como RAS o Sistemas de Recirculación Acuícola) también ganan terreno, a nivel mundial.

El hecho que estas instalaciones se basen en sistemas de filtración, que permiten la reutilización del agua, tienen como resultado operaciones más sostenibles y amigables con el entorno.  Así, el número de pisciculturas basadas en RAS ha crecido de manera rápida, representando un cambio de paradigma para las empresas del sector.

De acuerdo con el Dr. Iker Uriarte Merino, Director Diplomado RAS, del Instituto de Acuicultura de la Universidad Austral de Chile, sede Puerto Montt, en el caso de Chile, la tendencia va hacia el cultivo a través de los Sistemas de Recirculación, lo que se explica, entre otros factores, en la mayor valorización de la protección de los ambientes naturales para las generaciones futuras, el mayor conocimiento del consumidor acerca de la oferta, el riesgo de enfermedades en sistemas de circuito abierto y en sistemas de cultivo en mar, la limitación del uso de los lagos para la actividad acuícola, los riesgos asociados al uso de los ríos y la mejor tecnología y mayor investigación disponible para los cultivos.

Uso de los sistemas RAS

Según el especialista de la Universidad Austral de Chile, los sistemas de recirculación para Acuicultura (RAS), se utilizan, principalmente, en la producción intensiva de peces, para lo cual se aplica una serie de pasos para el tratamiento del agua, con el objeto de depurar el agua donde se cultivan los peces, y permitir así su reutilización. La mayor parte de los tratamientos del agua, en sistemas RAS, son procesos biológicos, que usan el proceso de nitrificación para convertir el amonio tóxico en nitrato menos tóxico.  Los biofiltros proveen una superficie para el crecimiento de bacterias que entran en contacto con las aguas del efluente y lo convierten de amonio tóxico a nitrato.

De esta manera, el uso de estos sistemas ha contribuido significativamente al desarrollo de la acuicultura, dadas sus ventajas, como la reducción del uso de agua a través del reuso parcial del agua de cultivo.  Otra ventaja, según Uriarte, es la reducción del impacto ambiental de los sistemas de cultivo de peces, ya que se optimiza el manejo de desechos y reciclado de nutrientes, mejorando la condición higiénica.  Esto reduce, de manera significativa, el impacto de la actividad en aguas dulce y en agua mar.

También se encuentra la reducción de enfermedades patógenas emergentes; y la eliminación de problemas de escape de los peces en cultivo, que es un problema por el que la actividad se ha visto cuestionada en el último tiempo, dados los eventos observados en el sur de Chile.  Todo esto logra una mejora en el control de la producción, reflejado en un aumento en la sobrevivencia por tamaño y edad (de smolt, en agua dulce y de cosecha, en mar), así como reducción de la duración de los ciclos de producción, señala el investigador de la UACh.

Además, se han mejorado los sistemas de automatización de los procesos, a través del uso de sensores remotos, control computarizado de las operaciones, sistemas de aireación para remover mortalidad, y cámaras para monitoreos de stocks, lo que genera un aumento de la eficiencia que hace cada vez más competitivos este tipo de sistema de cultivo altamente tecnologizado.

Tendencias actuales

De acuerdo con información proporcionada por la Universidad Austral de Chile, en Chile los sistemas de recirculación (RAS) ya son utilizados para el 60% de la producción de smolts y debiera llegar al 100% al 2025. “La producción de salmón del Atlántico en RAS, ha sido demostrada factible en agua dulce hasta talla comercial de 5 kilogramos, evidenciando que estos sistemas están en pleno desarrollo”, sostienen desde la casa de estudios.

Tal como lo explica el Dr. Iker Uriarte, las principales tendencias, en el desarrollo de proyectos RAS, en Chile, son mayores pesos de cosecha de smolt o post smolt, en la mayoría de los proyectos sobre 150 gramos y con una marcada tendencia hacia los 300 gramos.

Para Jorge Contreras, jefe de proyectos de agua dulce de Scale AQ, hoy se ven, básicamente, dos tendencias muy marcadas en la industria del salmón.  “La primera es la tendencia Noruega, que se ha inclinado masivamente por la producción de Post Smolt en RAS, partiendo en 400 gramos, hasta un peso que puede llegar hasta 1 kilogramo, con el objetivo de disminuir el tiempo que pasan los peces en el mar, logrando así un mayor desempeño en mar y bienestar de los peces”, explica.  En Chile, en tanto, la otra tendencia -contrario a la de la Noruega-, los pesos promedios son de alrededor de 150 gramos, “donde dicho peso ha venido aumentando con el pasar de los años pero de una forma muy paulatina, donde la tendencia del post smolt está presente pero no al corto plazo”, agrega Contreras, quien sostiene que, dejando de lado la estrategia productiva, “una tendencia general demandada por los productores, es incorporar cada vez más tecnología y automatización, de manera de hacer los sistemas menos dependientes de personal y con mayor robustez, lo que, sin duda, demanda de un personal cada vez mejor capacitado y con más conocimiento”.

A juicio de Mary Ann Rademacher, gerente general de AKVA group Lan Based Americas, hay varias tendencias, a nivel mundial, que están tomando cada vez más fuerza, y que son fundamentales en varios proyectos que han implementado en los últimos años y en los que vienen hacia adelante.  “Una muy importante tiene que ver con intensificar el nivel de recirculación de agua, de manera de permitir que se construyan proyectos en lugares que antes no era posible y de manera más sustentable”.

Otra que ha cobrado mucha fuerza en mercados como el noruego y de islas Faroe, cuenta Rademacher, -coincidiendo con los otros especialistas consultados- es “la producción de smolt cada vez más grandes, sobre 500 gramos, que permite acortar el ciclo en el mar de manera importante.  Y, por supuesto, una de la que todos oímos hablar cada día y donde hay varios proyectos muy interesantes en proceso, que es la producción de ciclo completo de salmón en tierra”.

Según el Dr. Uriarte, a esto se suma la localización, en sitios con acceso al mar, mayores niveles de automatización para aumentar el control sobre variables y parámetros, y disminución de mano de obra, junto con la concentración de la producción en grandes centros RAS, evitando atomizar la producción en diferentes pisciculturas.

Sostenibilidad de los proyectos

Sabida es la mayor preocupación de la industria salmonicultora por el entorno y la mayor sostenibilidad de los proyectos de cultivo.  Por ello, las firmas que desarrollan e implementan sistemas RAS ponen cada vez más énfasis en aspectos como el ahorro en el uso del agua, entre otros.  “En la actualidad, un proyecto que no está orientado hacia la sostenibilidad, simplemente es un proyecto condenado al fracaso.  Ya sea desde el punto de vista de los permisos y autorizaciones ambientales, o desde la factibilidad de operación, el total apego a las normativas y la buena relación con las comunidades es lo que determina el potencial éxito de un proyecto, por lo que el enfoque sostenible dejó de ser una opción y se transformó en la única mirada posible”, asevera el Dr. Iker Uriarte.  En este sentido, los aspectos más relevantes, a la hora de planificar un proyecto RAS, para Uriarte, son el mínimo uso de agua, la eficiencia energética, la eficiencia en el uso de superficie de construcción, sistemas de tratamiento de efluentes con un alto grado de estabilidad y redundancia con el fin de evitar episodios de descargas fuera de norma, junto a una comunicación permanente con la comunidad, entregando información en forma continua y transparente.

“Este es un concepto -la sostenibilidad- muy relevante hoy en día, donde el uso del agua y el manejo de los residuos, son el pilar de los proyectos, debido a que cada vez existen más restricciones ambientales por parte de la autoridades gubernamentales, por lo que las soluciones deben ser muy amigables con el medio ambiente”, indica Jorge Contreras.  El  jefe de proyectos de agua dulce de Scale AQ subraya que “todo este requerimiento se traduce en la implementación de mayor tecnología, que permita disminuir el uso de agua que, en este caso, corresponden a los sistemas de desnitrificación, los que disminuyen el requerimiento de agua en un gran porcentaje, lo que, como consecuencia, permite hacer un mucho mejor manejo de los residuos producidos”.

Desde AKVA group Land Based Americas, su gerente general Mary Ann Rademacher afirma que la sostenibilidad es “cada vez más relevante y vital para todos nuestros proyectos, y se encuentra en pleno desarrollo.  La sustentabilidad de la producción en tierra es clave para su desarrollo futuro, de otra manera es más difícil conseguir el apoyo de las comunidades cercanas, que están cada vez más conectadas y exigentes con el cuidado de su medio ambiente y el impacto que la acuicultura tiene sobre él”.

Tal como comenta Rademacher, cada vez se busca ejecutar proyectos que consuman menos agua, que usen energías renovables, que no contaminen los cursos y cuerpos de agua circundantes, tengan una arquitectura coherente con el lugar en que se encuentran, “entre otras características importantes que siempre buscamos implementar como AKVA, entendiendo que la sustentabilidad no pasa solo por utilizar tecnología de punta sino que debe ser una inversión en el mediano y largo plazo, y que nos permite mantener, como industria, una licencia social para operar respetando a todos los stakeholders, acorde a una misión y visión de liderazgos de mercados e industria”.

Soluciones innovadoras

El mayor requerimiento por sistemas RAS también trae consigo una serie de desafíos por abordar, por lo que la innovación, por parte de las compañías que implementan este tipo de pisciculturas, debe ser una constante.  Acá se encuentran, a juicio del Dr. Iker Uriarte, la utilización de tecnologías avanzadas de automatización, inteligencia artificial y machine learning, junto con sistemas RAS con unidades de tratamiento adicionales para minimizar el uso de agua (10% del uso de agua respecto a un sistema RAS tradicional), basadas en desnitrificación, desfosforilización y ozono.

Jorge Contreras destaca quehoy día, en ScaleAQ Land based, han innovado con el diseño de varios dispositivos de diseño propio dentro de sus sistemas RAS.  “Una de estas innovaciones es nuestro sistema patentado de desgasificación, que tienen la ventaja de ser un sistema autolimpiante, de alta eficiencia, que ahorra un 50% del área que normalmente utiliza un sistema tradicional, como también incorporamos nuestras soluciones propias para manejo de sólidos llamado OptiTrap, el cual permite eliminar el 40% de los residuos producidos por el tanque de cultivo antes de llegar al Sistema de tratamiento, lo que facilita enormemente la tarea de lograr una óptima calidad de agua”.

Al ser consultado sobre lo que hoy están solicitando las firmas productores, el jefe de proyectos de agua dulce de Scale AQ, puntualiza que, en general, los clientes solicitan un alto nivel de automatización, para así reducir los riesgos de mala operación, donde cada vez se suman más puntos de control y monitoreo, lo que permite, al sistema de automatización centralizado, mantener un control continuo de todos los procesos.

Contreras explica, además, que para el desarrollo de los proyectos, tienen dos tipos de partners.  El primero es para el equipamiento, donde “cada compañía fabricante de equipamiento conoce muy de cerca nuestros sistemas y se adaptan a nuestras necesidades, para lograr así un óptimo desempeño en la configuración final del sistema”. Por otro lado, afirma, “tenemos estrechas relaciones con partners asociados a la construcción, por ejemplo, en Noruega tenemos una empresa que se dedica exclusivamente a los hormigones del sistema, otra compañía solo al piping y montaje de equipos y, finalmente, otra que solo se dedica al montaje eléctrico y automatización, lo que nos permite dedicarnos fuertemente a la ingeniería, supervisión y control del proyecto para, finalmente, realizar la puesta en marcha y capacitación”.

Uso de agua y software

Por su parte, Mary Ann Rademacher subraya que AKVA ha sido pionero en disminuir el uso de agua en los sistemas de recirculación.  “Llevamos más de 10 años perfeccionando nuestro sistema Zero Water Change (ZWC), que disminuye en hasta 10 veces el uso de agua fresca, respecto de un sistema de recirculación clásico. Así, tenemos múltiples proyectos, en diferentes regiones, que llevan años operando y solo gastan 30-40 lt/kg de alimento con una y mantienen una excelente calidad de agua, versus los 300-500 lt/kg de alimento que usualmente necesita una instalación en tierra”, precisa la ejecutiva.

Finalmente, y con respecto a las innovaciones en software, Mary Ann Rademacher comenta que todas las pisciculturas desarrolladas por AKVA group Land Based tienen un software de control integrado AQS, desarrollado en tecnología de punta, que es capaz de manejar los equipos que están instalados, entregando alarmas respecto de los parámetros más importantes que se requiere seguir en una piscicultura (oxígeno, pH, etc).  Además, comenta Rademacher, “permite visualizar gráficos, indicadores de desempeño, etc, apoyando la gestión del personal que lo opera y protegiendo la producción.  Es un ítem que está en constante desarrollo, y que seguramente tendrá un importante rol en el futuro”.

Mayor interés y foco en sistemas RAS

Una muestra de la relevancia que han ido adquiriendo los sistemas RAS en la salmonicultura chilena es el mayor interés de los profesionales de la industria por capacitarse en este tipo de tecnología.  Es así como el Instituto de Acuicultura, de la Sede Puerto Montt de la Universidad Austral de Chile, dictará el Diplomado en Recirculación para la Acuicultura (RAS), dirigido por Dr. Uriarte.  El programa se enfocará en formar capital humano calificado para la región y el sector productivo nacional acuícola.

Por otra parte, las empresas productoras de alimento para peces están desarrollando, de forma permanente, innovaciones en sus dietas, con la finalidad de lograr una mayor digestibilidad del alimento que es formulado para la etapa de agua dulce, con productos desarrollados específicamente para sistemas RAS.

En cuanto a la tendencia por este tipo de pisciculturas en Chile, se puede destacar el reciente anuncio de una productora salmonera -Salmones Austral-, que desarrollará un proyecto para producir, en su etapa inicial, 6 millones de post smolt en el estuario de Reloncaví.  La entrada en operación de dicho proyecto está prevista para el segundo semestre de 2021 y su objetivo es realizar una etapa de pre-engorda en tierra, con la finalidad de ingresar con un pez más robusto a la fase de engorda en el mar.

Pedro Barra Léniz

Edición Nº128

Revista Mundo Acuícola

Comentarios

Comentarios

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password