Ahora solo resta que el oficio correspondiente se informe a la Cámara Baja (de origen) para que el texto legal pueda concluir su trámite en el Congreso y quede listo...