Los controles a la pesca industrial son permanentes, de igual manera que la fiscalización a la pesca artesanal.