El 29 de diciembre de 1976, con el Decreto Supremo N° 1.190, se estableció la conformación del Servicio de Búsqueda y Salvamento Marítimo, el cual conforma una institucionalidad, en un esfuerzo que la Armada de Chile ha desarrollado ininterrumpidamente durante toda su historia.