El pescado y el marisco son fuentes importantes de nutrientes y proteínas de alta calidad para una dieta sana. Aproximadamente tres mil millones de personas confían en los productos del mar (de la pesca y cultivados) como fuente principal de proteínas.