En su búsqueda de reducir los impactos medioambientales y como una forma de fomentar la economía circular en Punta Arenas, a principios de 2020 BluRiver contactó a proveedores locales, que pudieran utilizar como materia prima los elementos en desuso generados por la empresa. Así nació la alianza con Puro Viento, empresa formada por las magallánicas Alejandra y Rossana Venegas, que desde 2010 trabajan en el diseño de accesorios, reutilizando materiales que han sido desechados.