La norma, que será ahora revisada por el Senado, establece, además, que las colillas de cigarrillo deberán ser biodegradables.