Comunidades locales y organizaciones de la sociedad civil, esperan sepulte para siempre el proyecto minero portuario de Andes Iron.