Proyecto busca comprender las consecuencias del cambio climático en los sistemas bacterianos de la antártica.