Un grupo de investigadores busca rescatar una boya oceanográfica que midió diversas variables de los ecosistemas marinos de la Patagonia y estuvo sumergida más de dos años. La hazaña será registrada en diversos formatos.