Bioils, filial de la compañía Fiordo Austral, envió 2.650 toneladas de UCO (aceite usado de cocina) al extranjero para la elaboración de biocombustibles y otros productos.