La necesidad de desparasitar se redujo en un 50 % en los corrales iFarm en comparación con los corrales convencionales en el sitio y la puntuación de los indicadores de bienestar fue buena durante toda la producción.