La biomasa perdida será dispuesta en plantas especializadas, evitando así impactos en el medio circundante.