Investigadores descubrieron que el uso de químicos para combatir el piojo de mar en las granjas salmoneras ha generado resistencia en otras partes del Atlántico Norte.

Leer Más