Se estima que 4,9 millones de adultos no ha terminado la enseñanza media en el país, por lo que este programa representa un esfuerzo para certificar este nivel con fines laborales y abrir nuevas opciones de desarrollo.