El grupo de los albatros, petreles y pardelas pasa el 39 % de su tiempo en alta mar, en lugares donde ningún país tiene jurisdicción. El dato proviene de un nuevo análisis global de los movimientos de estas aves marinas, altamente amenazadas, durante todo el año.