Un nuevo artículo de investigación afirma de manera controvertida que no ha habido ningún impacto en las poblaciones de peces silvestres producto de los centros de cultivo de salmón escoceses.