A pesar de la introducción de estrategias de vacunación y contar un salmón del Atlántico de cultivo genéticamente resistentes, el número de brotes de IPN se ha incrementado en los últimos años, señalan desde CIBA.