Se trata de un proyecto articulado desde el Gobierno Regional junto a pescadores artesanales de la región de Biobío.