El nitrógeno es un nutriente que ingresa a las aguas costeras de muchas fuentes diferentes, incluida la agricultura, los fertilizantes, los sistemas sépticos y las aguas residuales tratadas.