Con la instalación de 20 cámaras de vigilancia en las instalaciones, los pescadores artesanales de Barranco Amarillo, en Puntas Arenas, podrán prevenir robos y mejorar la vigilancia de 30 embarcaciones artesanales que trabajan en el sector.