Los bonos de Carbono Azul, surgen como una alternativa innovadora de financiar soluciones relacionadas con el océano y el agua.